twitter linkedin slideshare
Acceso Clientes
902 308 308 (Técnico)
918 092 031 / Horario: 9:00 h. a 18:00 h.
 
Nuestro blog
 
 

híbridos 2014 va a ser, sin ninguna duda, el año de los vehículos híbridos enchufables. Muchas marcas presentarán próximamente, si no lo han hecho ya, modelos que combinan motores de combustión y eléctrico, con el añadido de incorporar una conexión externa para recarga de las baterías. Asistimos, por tanto, a un momento de cambios en el sector de la automoción, que quizás supongan el relanzamiento definitivo de la tecnología eléctrica en los motores de los coches.

El motor eléctrico de los híbridos plug-in ayuda al de combustible a aprovechar los excesos de energía, como los producidos en cada frenada, para guardarla y reutilizarla en las baterías. Éstas pueden recargarse en cualquier toma de corriente casera, aunque precisan varias horas de conexión para concluir la operación.

Muchos opinan que los vehículos híbridos plug-in suponen una alternativa real a los motores convencionales y que se trata del eslabón previo hacia la movilidad cien por cien eléctrica. Aunque los híbridos llevan tiempo en el mercado, es ahora cuando han evolucionado, permiten enchufarse a la red eléctrica y alcanzan autonomías de entre 50 y 100 kilómetros en modo cien por cien eléctrico.

Los híbridos plug-in permiten recorrer trayectos cortos sin gastar ni un céntimo de euro en combustible. Además, cuando las baterías se agotan, estos modelos continúan circulando sin problemas, gracias al motor convencional que incorporan. En definitiva, las marcas tratan de aunar las ventajas de ambas tecnologías en coches altamente competitivos.

Los híbridos enchufables permiten ahorrar en combustible, pero también en mantenimiento. Esta tecnología dual hace posible que las revisiones periódicas se retrasen, debido a la menor utilización y desgaste del motor térmico. Eso sí, se hace necesario controlar el kilometraje de ambos motores por separado.

Los motores eléctricos ayudan a aumentar la duración de pastillas y discos de frenos. Además, en cada frenada se recargan parcialmente las baterías, con el consecuente ahorro de energía y carburante. Otra de las grandes bazas de los híbridos enchufables es que no emiten gases contaminantes a la atmósfera, al menos cuando funcionan con el motor eléctrico al cien por cien.

El gran hándicap de los vehículos eléctricos de autonomía extendida es su precio, aún siguen siendo coches costosos. Por otro lado, las dimensiones de baterías y ambos motores hace que algunos modelos sean mucho más pesados que las versiones convencionales.

La popularización de los híbridos enchufables parece inminente. Habrá que observar cómo sigue avanzando esta tecnología y si, definitivamente, nos encontramos próximos a la aparición de coches competitivos totalmente eléctricos.

 

 
15 Abril 2014 | Autor: cmsseguros | Categorías: Automoción | Etiquetas: , , , , , , ,