twitter linkedin slideshare
Acceso Clientes
902 308 308 (Técnico)
918 092 031 / Horario: 9:00 h. a 18:00 h.
 
Nuestro blog
 
 

seguro-vehiculo-coche-camio-motoCada vez son más las compañías de seguros de vehículos que conciben sus relaciones con los clientes como magníficas oportunidades de rentabilidad y crecimiento en el largo plazo. Mejorar la experiencia y satisfacción de los usuarios, gracias a la adaptación digital, es el mejor camino para lograr tales objetivos.

El Informe Mundial de Seguros 2014 (WIR)señala que, durante el año pasado, el porcentaje de clientes con experiencias positivas con las aseguradoras sólo alcanzó el 31 por ciento en nuestro país. Además, en torno al 70 por ciento de la clientela se halla en riesgo de cambiar de compañía. Por tales razones, las empresas se centran en mejorar la experiencia de los usuarios, con el fin de fidelizarlos y aumentar los beneficios.

Del estudio citado se desprende que los canales digitales (con el móvil a la cabeza) son las plataformas idóneas para dirigir el comportamiento de los clientes y ganar rentabilidad. Se espera que, en un plazo de cinco años, una tercera parte del volumen de negocio de las aseguradoras se sustancie por las vías online.

Se ha demostrado una relación directa entre la experiencia positiva de los clientes y el aumento de la rentabilidad en las compañías. No en vano, los usuarios satisfechos son más proclives a recomendar la aseguradora o el servicio y a comprar productos complementarios o adicionales.

La adaptación digital y tecnológica de las aseguradoras se antoja un requisito imprescindible, a la hora de mejorar la experiencia de los usuarios. Las empresas con alta presencia online son un 26 por ciento más rentables que el resto. En este sentido, las compañías deben poner énfasis en la integración de múltiples canales, en optimizar su presencia en plataformas sociales y en aprovechar las técnicas de análisis predictivos.

Obviamente, este proceso de acomodo a la nueva realidad 2.0 requiere que las empresas cambien de mentalidad y abandonen el tradicional modelo, centrado en el producto, por uno nuevo, que pone el acento en la satisfacción de los clientes actuales y potenciales.

Si las aseguradoras de nuestros días encuentran la forma de satisfacer a los usuarios en los nuevos canales de compra, se anticipan a éstos y les ofrecen productos adecuados en el momento idóneo, tienen muchas posibilidades de triunfar y de aumentar su rentabilidad.

En definitiva, se trata de identificar nuevas oportunidades de innovación, responder a las mismas y crear una potente alianza entre la organización y las tecnologías de la información, con el fin de alinear clientes, procesos y soluciones tecnológicas. Los clientes de nuestros días poseen altas capacidades digitales y las compañías aseguradoras deben estar a la altura y adaptarse al nuevo entorno.