twitter linkedin slideshare
Acceso Clientes
902 308 308 (Técnico)
902 903 868 (Comercial)
 
Nuestro blog
 
 

SeguroEl sector de los seguros se diferencia en algunos aspectos de otros intercambios comerciales. Por lo tanto, resulta muy útil conocer las distintas figuras que pueden aparecer en los contratos de seguros para comprender el funcionamiento del mismo.

Empezaremos explicando qué es un seguro; según la Ley 50/1980 de Contrato de Seguro en su art. 1 lo define como: “El contrato por el que el asegurador se obliga, mediante el cobro de una prima y en el caso de que se produzca el evento cuyo riesgo es objeto de cobertura, a indemnizar, dentro de los limites pactados, el daño producido al asegurado o a satisfacer un capital, una renta u otras prestaciones convenidas.”

Une vez vista esta definición pasaremos a ver las partes que intervienen en el contrato:

La póliza

Es el documento principal que compone un contrato de seguro. En el documento constan los derechos y obligaciones de las partes. Hasta que el escrito no está firmado y aceptado por todos no comienzan los derechos y obligaciones redactados.

El asegurador

Es la empresa, aseguradora, que asume la cobertura del riesgo de los asegurados. Existe un registro público de la Dirección General de Seguros donde se encuentran todas las empresas aseguradoras que operan en España. Este registro ofrece información de cada una de ellas.

El tomador

Es la persona que contrata un seguro y firma la póliza. Puede contratarlo por cuenta propia o ajena. El tomador está obligado a asumir las condiciones del contrato, especialmente las referentes al pago de la prima.

El asegurado

Es la persona, titular del objeto o materia sobre cuyo riesgo recae el seguro. En otras palabras, es la persona sobre quién recae la cobertura del seguro.

El beneficiario

Es aquel que tiene derecho a recibir la prestación del asegurador. Es la persona sobre quien recaen los beneficios de la póliza pactada, por voluntad expresa del tomador.

Los mediadores

Por último, aunque no es obligatorio en un contrato de seguro como las partes anteriores, puede intervenir un mediador, bien sea un agente o un corredor.

El mediador es un asesor que aconseja al cliente sobre las modalidades de seguro y coberturas que más le convienen en función de su situación personal. Para ello, analiza los riesgos a los que está expuesto, los perjuicios económicos que pudieran surgir y le propone una oferta.

Para terminar os invitamos a leer nuestro post sobre agente y corredores de seguros con el fin de que conozcáis mejor las diferencias entre ambos tipos de mediadores.

 
28 Octubre 2013 | Autor: cmsseguros | Categorías: Seguros | Etiquetas: , , , , , , , , ,