twitter linkedin slideshare
Acceso Clientes
902 308 308 (Técnico)
902 903 868 (Comercial)
 
Nuestro blog
 
 

Replacing_a_timing_beltLa sustitución de la correa de distribución es una de las labores de mantenimiento del automóvil más importantes. Sin embargo y quizás por su larga duración, los propietarios solemos prestar poca atención a este elemento. Es fundamental hacer un seguimiento de la misma, revisar su estado y cambiarla cuando recomienda el fabricante. Una rotura de la pieza puede acarrear gravísimos problemas en el motor de nuestro coche. 

¿Qué es y para qué sirve la correa de distribución?

 La correa de distribución de un vehículo se encarga de transmitir el movimiento del cigüeñal al árbol de levas, para que éste pueda abrir y cerrar las válvulas de admisión y escape de gases al pistón. Al mismo tiempo, mueve también la bomba de aceite, la del agua y la inyectora en el caso de los motores diésel. Sincroniza, por tanto, los cuatro tiempos del motor: apertura y cierre de las válvulas de admisión y escape y la función de encendido.

La correa está fabricada con fibra textil, fibra de vidrio, caucho y distintos tipos de goma. Tiene una vida limitada, pues tiende a resecarse, cuartearse y, en último término, romperse.

La forma y longitud de la correa varía en función del tipo de motor. Se ubica en el área de las poleas, junto a la correa de servicio y va tapada. Por su parte, las cadenas de distribución se hallan dentro del bloque del motor.

Duración y cambio de la correa

No existe un intervalo de tiempo concreto para cambiar la correa de distribución. El manual de cada vehículo indica un kilometraje aproximado en el que efectuar la sustitución. Sin embargo y como regla general, suele estipularse la horquilla que va de los 100.000 a los 120.000 kilómetros como el momento adecuado para proceder a la operación. Nunca está de más ser previsores y adelantarse unos kilómetros a lo establecido por cada marca.

Rotura de la correa y sus consecuencias

La rotura de la correa de distribución provoca una parada del motor y daños irreversibles en el mismo. Bielas, válvulas, árbol de levas o pistones dañados son algunas de las graves consecuencias que acarrea esta avería. Incluso podría griparse el motor.

¿Cuánto cuesta la sustitución de la correa de distribución?

La sustitución de la correa de distribución cuesta de media en torno a los 390 euros. Según un reciente estudio, Las Palmas (193,89 euros), Jaén y Córdoba son las provincias españolas en las que menos se cobra por esta operación. Los talleres de León (617,76 euros), Tarragona y Barcelona son los más caros.

La correa de distribución es, en definitiva, una pieza fundamental en el motor de nuestro coche. No debemos olvidar las importantes funciones que desarrolla y sus revisiones periódicas, si queremos evitar graves averías mecánicas.

 
13 Noviembre 2014 | Autor: cmsseguros | Categorías: Automoción | Etiquetas: , , , , , ,