twitter linkedin slideshare
Acceso Clientes
902 308 308 (Técnico)
902 903 868 (Comercial)
 
Nuestro blog
 
 

materiales de construcción en los cochesUno de los desafíos más primordiales para los fabricantes de coches es reducir las emisiones e intentar que consuman menos combustible. Para lograrlo, es imprescindible una reducción en el peso de los vehículos.  Persiguiendo este objetivo, se están consiguiendo importantes avances con el uso de materiales como la fibra de carbono, el aluminio o acero de alta resistencia.

La fibra de carbono en comparación con el acero es un 50% más ligera. Con este material se obtiene una gran resistencia y elasticidad. Igualmente, tiene un comportamiento muy bueno en cambios de temperatura.  Algunos fabricantes han apostado por ella como un elemento básico de sus futuros lanzamientos. BMW por ejemplo acaba de sellar un acuerdo para compartir conocimientos en la fabricación de fibra de carbono, automatización de la producción y avanzar en el reciclaje de este material.

La marca germana se ha aliado con el grupo SGL y ha construido una planta en Washington para fabricar fibra de carbono. El propósito de la escudería es incluir progresivamente el material en sus vehículos. Un ejemplo son los modelos del denominado Proyecto i, los futuros vehículos eléctricos de BMW, todos ellos incluirán fibra en su construcción

Otro material con grandes ventajas empleado en la fabricación de vehículos es el aluminio. Esta aleación es muy utilizada por los fabricantes ya que evita la corrosión, conduce muy bien la electricidad y al producirse en finas láminas es fácilmente maleable.

Además, el aluminio reduce en gran medida el precio de los coches eléctricos. Un vehículo de estas características no sólo sería menos pesado, sino también más barato de producir. Un coche eléctrico fabricado en aluminio puede ser hasta 162 kg más ligero que uno realizado en acero.

¿Los nuevos materiales aumentarán los precios?

Un informe publicado por USA Today, el prestigioso periódico estadounidense, revela que los costes de reparación de los vehículos que emplean materiales como la fibra de carbono y el aluminio son significantemente mayores a los de vehículos que emplean materiales más comunes como el acero y el plástico. Las ventajas vistas anteriormente son notables, sin embargo, el coste de reparación de un coche fabricado con estos nuevos materiales es mucho mayor.

Según Usa Today el problema está en la formación del personal. Los trabajadores de un taller no tienen la suficiente formación y destreza en la reparación de estos nuevos materiales. El ensamblaje, el pulido o el soldado son técnicas requieren unos conocimientos previos que habitualmente no tienen los encargados un taller. Por otro lado, el coste de la materia prima en origen de la fibra de carbono, el aluminio y el acero de alta resistencia es mayor que el de los productos convencionales.

El estudio de USA Today afirma que el nivel de formación y el conocimiento de las nuevas técnicas de fabricación y reparación son prácticamente nulas, por lo que de momento los costes de reparación de los nuevos materiales frente a los convencionales seguirán siendo más elevados. Tendremos que esperar a que la  situación se formalice para lanzarnos a la compra del coche del futuro.

 
23 Octubre 2013 | Autor: cmsseguros | Categorías: Novedades | Etiquetas: , , , , , , , , ,