twitter linkedin slideshare
Acceso Clientes
902 308 308 (Técnico)
918 092 031 / Horario: 9:00 h. a 18:00 h.
 
Nuestro blog
 
 

120508011400-google-car-driver-01-story-top Fabricar coches sin conductor es una vieja aspiración que, en la actualidad, cobra fuerza gracias a iniciativas como la de Google. El gigante tecnológico se ha liado la manta a la cabeza y se empeña en dar los pasos necesarios para lanzar los primeros vehículos completamente autónomos.

La multinacional norteamericana de los buscadores acaba de presentar un prototipo que funciona sin conductor y carece de volante y pedales. Google lleva trabajando en el proyecto varios años, aunque en esta ocasión emplea, por primera vez, un diseño realizado por la propia compañía.

El ingenioso prototipo es eléctrico, posee sólo dos asientos, apariencia futurista y es pequeño y compacto. Lleva a los pasajeros al destino seleccionado tan solo presionando un botón. Éste y otro para efectuar paradas de emergencias son los únicos puntos que sirven para interactuar con los pasajeros.

Según los portavoces de Google, se ha priorizado la seguridad sobre otros factores. La compañía tecnológica tiene previsto ensamblar un centenar de unidades durante este mismo año. Además, llevarán a cabo un programa piloto de implantación en California, que durará varios años.

Las numerosas pruebas realizadas no han registrado accidente alguno. Tengamos en cuenta que los sensores de este avanzado automóvil no sufren fatiga, ni se distraen como los humanos. El coche reacciona ante todas las acciones que pueden darse en la carretera, sin opción para la sorpresa.

El prototipo circula a 40 kilómetros por hora y ha recorrido 1.126.000 kilómetros de prueba por las calles de Mountain View, lugar donde tiene su sede Google. En dichas pruebas, un conductor humano se hacía con los mandos del vehículo, en caso de fallo del sistema automático.

Para que los coches sin volante sean una realidad será preciso cambiar muchas cosas. En primer lugar, deberán instalarse balizas, líneas viales o señales en la calzada, con el fin de enviar información a los ordenadores de los automóviles. Estos avances cambiarán, sin duda, la vida de la gente, aunque se nos antoja que a muy largo plazo.

Existen importantes escollos a solventar, antes de que estos coches tomen las calles y carreteras. Por ejemplo, habrá que modificar la ley y adaptar el código de la circulación. Por otro lado, los seguros deberán contemplar quién es el responsable (fabricantes o conductores), en siniestros en los que se vean implicados estos modelos

Aunque hace tiempo pudiera parecer ciencia ficción, cada vez está más cerca el día en el que viajemos en automóviles que se conducen solos. Los primeros pasos están dados.

 
3 Julio 2014 | Autor: cmsseguros | Categorías: Novedades | Etiquetas: , , , , ,