twitter linkedin slideshare
Acceso Clientes
902 308 308 (Técnico)
902 903 868 (Comercial)
 
Nuestro blog
 
 

coche feo 1Una revista especializada en automoción ha publicado recientemente un artículo, en el que se analizan algunos de los vehículos más feos de la historia. El listado se ha elaborado gracias a las aportaciones de los lectores. Probablemente no estén todos los que son y, quizás, tampoco sean todos los que están, porque esta cuestión siempre se mide por parámetros subjetivos. En cualquier caso, allá van los modelos seleccionados y que bien podrían llevarse el título de “el coche más horroroso jamás visto”:

Aurora. Curvilíneo y antiestético automóvil de los años 50. Nació con el objetivo de ser uno de los coches más seguros del momento (cinturones de seguridad, barras antivuelco y columna de dirección deformable). El parabrisas poseía forma abombada, para evitar que la cabeza de los pasajeros impactara contra el mismo. El modelo no llegó a comercializarse, al quebrar la empresa.

Fiat Multipla. Este vehículo de la marca italiana se lanzó en 1999. Recibió tantas críticas por su imagen como alabanzas por su funcionalidad. La marca transalpina no tardó en remozar su estética, que pasó a ser mucho más convencional.

BMW Isetta. Fue un micro-coche con puerta frontal y motor de motocicleta. Comenzó a ensamblarse en 1955 por BMW y fue un auténtico éxito de ventas.

Pontiac Aztec. Fue producido en México entre 2001 y 2005. Se trata de un todocamino estadounidense, que cosechó distinciones tan llamativas como “el peor coche de la historia”. Formó parte de rankings tan sugerentes como “los 50 peores inventos de la humanidad”, los 100 coches más feos de la historia” etc.

Aston Martin Lagonda. Sedán extralargo con equipamiento de lujo. Estaba dotado con una impresionante instrumentación digital y fue el primer coche que se gestionó por ordenador. Sin embargo, tuvo muchas críticas negativas por su mecánica y se puso en entredicho la fiabilidad de sus complementos electrónicos.

Citroën Ami 6 Berlina. Este feo modelo se fabricó en Francia, España y Argentina. En este último país estuvo a la venta hasta 1980. Llegó a estar equipado con motor de 35 CV y alcanzaba una velocidad máxima de 105 km/h.

Algunos de estos modelos fueron éxitos de ventas y recibieron críticas positivas, a pesar de su estética. Otros, por el contrario, fueron fracasos monumentales no sólo por ser feos, también por tropezar en aspectos como la mecánica o la funcionalidad. En cualquier caso, parece que todos ellos son miembros con merecimiento del club “los coches más feos de la historia”.