twitter linkedin slideshare
Acceso Clientes
902 308 308 (Técnico)
902 903 868 (Comercial)
 
Nuestro blog
 
 

LeasingEl leasing es una magnífica opción para las pymes y autónomos que desean adquirir nuevos vehículos y renovar sus flotas. En el presente post, analizamos este sistema de alquiler a largo plazo, que presenta interesantes beneficios fiscales, facilidades de pago y algún que otro inconveniente.

El leasing es una fórmula financiera consistente en alquilar un vehículo, que puede terminar adquiriéndose a través de una opción de compra, si se demuestra la realización de cualquier actividad empresarial relacionada con el bien. Por tanto, también funciona como mecanismo para financiar dicha adquisición. La empresa de leasing o financiera adquiere el bien y, más tarde, lo arrienda a un tercero. El cliente paga las correspondientes cuotas mensuales de arrendamiento y, al finalizar el contrato, opta por una de las siguientes vías:

  • Comprar el coche y pagar la cuota de valor residual.
  • Renovar el contrato de arrendamiento.
  • Entregar el vehículo a la empresa arrendadora.

En el leasing de vehículos, el arrendador transmite al arrendatario los riesgos, derechos y deberes inherentes a la propiedad de cualquier coche. De esta forma, es el último el que soporta los gastos del automóvil durante el contrato de alquiler (impuestos, seguros y gastos de mantenimiento). El plazo mínimo que se establece en los contratos de leasing suele ser de dos años.

El leasing es un mecanismo de financiación atractivo para las pymes o autónomos, porque resulta más accesible y flexible que los créditos bancarios convencionales. Además, presenta ventajas indudables en el ámbito tributario. El alquiler se considera un gasto desde el punto de vista fiscal y ello implica pagar menos impuestos, al reducirse los beneficios mensuales.

Otra ventaja del leasing es su ágil y rápida tramitación, que permite el disfrute casi inmediato del bien alquilado. Por otro lado y en caso de insolvencia, el cliente tiene la opción de devolver el vehículo a la empresa arrendataria y saldar la deuda con ésta.

El mecanismo también presenta algunos inconvenientes, como la preceptiva contratación de un seguro por parte del cliente, circunstancia que incrementa los gastos a desembolsar por parte de éste. El tipo de interés que se aplica suele ser superior al establecido en los préstamos bancarios y, además, se corre el riesgo de perder el coche, si se incumple la obligación de pago de las cuotas mensuales.

A pesar de estas desventajas, el leasing de vehículos sigue siendo una de las opciones de arrendamiento y financiación más demandadas por las pequeñas empresas y autónomos.

 
20 Marzo 2014 | Autor: cmsseguros | Categorías: Automoción | Etiquetas: , , , , , , ,