twitter linkedin slideshare
Acceso Clientes
902 308 308 (Técnico)
902 903 868 (Comercial)
 
Nuestro blog
 
 

5305757694_5f71f686aeEl Gobierno debía a los concesionarios, hasta hace poco tiempo, 21 millones de euros del plan PIMA AIRE, que estas empresas tuvieron que adelantar en 2013. Al parecer, el tapón burocrático surgió en los ministerios de Agricultura y Hacienda. Este atasco ha venido a agudizar la crisis del sector y del eslabón que más palos está soportando, amenazado por la caída de las ventas, las dificultades de acceso al crédito o la presión de las marcas.

Según una información del digital vozpópuli.com, la deuda corresponde a los planes PIMA Aire y PIMA Aire 2, que surgieron para impulsar las ventas de vehículos comerciales en nuestro país. La fuente del periódico es Tragsa, la empresa pública dependiente de la SEPI (Sociedad Estatal de Participaciones Industriales) encargada de gestionar dichos planes.

La manera de implementar estos incentivos es bien simple: los concesionarios adelantan dichas ayudas de la administración (1.000 ó 2.000 euros en función del vehículo) y, posteriormente, aquéllos reciben los abonos correspondientes. Eso sí, antes del adelanto del dinero se comprueba la documentación por parte del organismo responsable.

El plan entró en vigor en febrero de 2013. Durante los primeros meses de vigencia la normalidad fue la nota destacada y el Gobierno pagó casi 17 millones de euros a los puntos de venta acreditados en el plan. Sin embargo, a partir de noviembre del año pasado comenzaron las demoras, que hoy rondan los 70.000 euros de media por concesionario.

Tragsa es el organismo encargado de validar la documentación, que pasa posteriormente al Ministerio de Agricultura y al Cajero de Pagos Especiales de la Dirección General del Tesoro y Política Financiera. En esta última transición es donde se halla el atasco que está propiciando los retrasos, según vozpópuli.com

Cabe recordar que la implantación de los planes PIMA Aire y PIMA Aire 2 supusieron la sustitución de más de 20.000 vehículos comerciales, por unidades más eficientes y de menor impacto medioambiental. También propiciaron la adquisición de 700 motocicletas, ciclomotores eléctricos, híbridos y bicicletas de pedaleo asistido con motor.

Durante las últimas semanas, los concesionarios han comenzado a recibir parte de los 21 millones de euros reseñados. En concreto, a mediados de mayo se aprobó una primera partida de 250.000 euros para comenzar a saldar la deuda. Ojalá pronto todos los empresarios cobren el dinero adelantado y se solucionen, cara al futuro, los problemas burocráticos acaecidos.

 
4 Junio 2014 | Autor: cmsseguros | Categorías: Novedades | Etiquetas: , , , , , ,