twitter linkedin slideshare
Acceso Clientes
902 308 308 (Técnico)
902 903 868 (Comercial)
 
Nuestro blog
 
 

POST_Nº_3_CMS_SEGUROSDetrás del lanzamiento de cualquier vehículo hay cientos de horas de trabajo, investigación e innovación. La casa alemana BMW tiene en el FIZ (Forschung und Innovation Zentrum) su laboratorio de pruebas, un centro de desarrollo, una especie de factoría de I+D en la que trabajan 15.000 empleados, para concebir y dar forma a los modelos de la marca germana. 

Las grandes compañías automovilísticas disponen de centros de investigación similares al FIZ, lugares en los que estudiantes y profesionales piensan, diseñan y desarrollan los diferentes productos.

El Forschung und Innovation Zentrum de BMW se encuentra a pocos kilómetros de Múnich, ciudad que acoge la sede central de la empresa. Este complejo tecnológico es una manifestación más del poderío alemán en el ámbito de la I+D. Los teutones se toman muy en serio el desarrollo y la investigación. Un dato es revelador al respecto:  mientras en el FIZ trabajan 15.000 personas, en la fábrica de BMW lo hacen 9.000.

Son miles los estudiantes universitarios y de formación profesional de todo el mundo que trabajan para BMW, contribuyendo a la mejora de los vehículos de la marca y, al mismo tiempo, adquiriendo una experiencia de incalculable valor.

En el FIZ se investigan la seguridad (se realizan crash tests, pruebas de choque etc.) o cuestiones relacionadas con la compatibilidad electromagnética. Así, en una sala protegida especialmente se irradian los vehículos, para estudiar los efectos de los rayos sobre los coches y sus componentes electrónicos. También se estudian las radiaciones que emiten los propios automóviles y los efectos que provocan en el organismo.

Una de las instalaciones más llamativas del centro (también una de las más costosas) es el túnel del viento. Su creación supuso una inversión de 150 millones de euros y se emplea para optimizar las aerodinámicas y, por tanto, los consumos de los diferentes modelos.

Pero BMW no es una excepción. La alianza Renault-Nissan abrió un centro de investigación en Silicon Valley, con el fin de perfeccionar la innovación y estudiar diversos aspectos relacionados con la conducción autónoma y los sistemas de conectividad de los vehículos. Por otro lado, la sección I+D+I de Renault en Valladolid empleará próximamente a nuevos ingenieros y técnicos.

Recientemente, Volkswagen se ha hecho cargo del centro I+D de Blackberry en Europa, con el firme objetivo de ampliar su experiencia en materia de conectividad ligada al automóvil.

Son sólo algunos ejemplos del arduo trabajo de estudio y desarrollo que se esconde tras las fábricas y factorías de automóviles. La investigación y la innovación son de vital importancia en los tiempos que vivimos y las marcas de coches se afanan por conseguir productos tecnológicamente avanzados, gracias a centros como los descritos.

 
12 Agosto 2014 | Autor: cmsseguros | Categorías: Automoción | Etiquetas: , , , , , , ,