twitter linkedin slideshare
Acceso Clientes
902 308 308 (Técnico)
918 092 031 / Horario: 9:00 h. a 18:00 h.
 
Nuestro blog
 
 

compra coche usadoAntes de comprar un coche de ocasión atraído por su magnífico precio es muy importante fijarse en una serie de puntos claves para saber el estado real del coche y su verdadero valor.

Igualmente debemos hacernos una serie de preguntas antes de realizar la transacción a las que sería bueno hallar las respuestas verdaderas: ¿Por qué vende el coche? ¿Ha tenido alguna avería o accidente grave? ¿Hay facturas de reparaciones? ¿El coche ha estado en la calle o garaje? ¿Qué tipos de recorrido se ha hecho con el vehículo?

Respecto a temas mecánicos es aconsejable ir acompañado de un especialista a la hora de hacer estas comprobaciones ya que puede haber defectos que se pasan por alto con facilidad si el coche ha sufrido unos retoques estéticos que distraigan nuestra atención.

A continuación pasaremos a detallar algunos puntos claves a revisar:

Neumáticos

En primer lugar es conveniente realizar una inspección visual del neumático para averiguar la fecha de fabricación y ver si hay rajas, grietas, desgaste excesivo o irregular, profundidad del dibujo, etc. Tomate el tiempo que sea necesario e inspecciona cada milímetro.

Tubo de escape

Al arrancar el coche y empezar a circular debes fijarte en la salida de humo del tubo de escape. Según el color del mismo o la cantidad puede ser señal de una posible avería. Por ejemplo,  si pasados unos minutos de arrancar sigue saliendo un humo  grisáceo, azulado o negro de manera notoria es señal de problemas mecánicos graves.

Frenos

Los frenos son esenciales en un coche y pueden decir mucho sobre la utilización de este.  Es indispensable comprobar el  hundimiento excesivo del pedal, posibles ruidos al frenar y la tensión del freno de mano. Si el vehículo suena mucho al pisar el pedal es muy posible que las pastillas o discos deban de ser reemplazadas.

Motor

Es la parte más compleja de un coche por la tanto si no somos expertos necesitaremos estar acompañados de un mecánico. Al arrancar el vehículo hay que estar atentos a paradas, ralentí o ruidos anormales en el motor. Sería conveniente que con el motor en marcha el mecánico puede realizar la prueba de compresión, colocando un pequeño dispositivo en el lugar donde están las bujías. Mediante este test, se puede comprobar si la presión de los cilindros es la óptima o no.

Carrocería

Debemos de revisa toda la carrocería en busca de arañazos y fisuras,  indicios de corrosión, abolladuras,  cambios en la tonalidad de la pintura, posibles golpes,… Todo esto nos puede dar pistas sobre el recorrido que ha tenido  el coche.

Libro de mantenimiento

Antes de hacer la adquisición es muy útil comprobar que el vendedor está al corriente del pago del impuesto de circulación y que el vehículo haya pasado la ITV, en el caso de que fuera necesario. Además, debemos pedir el libro de mantenimiento  con él se puede saber si el vehículo ha pasado todas las revisiones periódicas y lo ha hecho en la fecha que le corresponde o si el mantenimiento del coche ha sido el adecuado. En el libro figuran los cambios de aceite, los kilómetros que ha realizado o los cambios de piezas.

Teniendo en cuenta estos consejos  a la hora de comprar un coche de segunda mano, la compra no tiene porque dar problemas. Aun así, siempre es recomendable la compra en concesionarios autorizados para ello ya que los seguros de garantía mecánica que ofrecen aportan seguridad al cliente en caso de una futura avería.

Image courtesy of stockimages/ FreeDigitalPhotos.net