twitter linkedin slideshare
Acceso Clientes
902 308 308 (Técnico)
902 903 868 (Comercial)
 
Nuestro blog
 
 

Los materiales de los coches pueden ser reciclados en multitud de objetos de uso diario.

¡Oh, oh, se estropeó el coche! Y en el taller nos dicen que ya no pueden hacer nada por nuestro viejo amigo, quien nos ha llevado a tantos lugares. Nos recomiendan que compremos uno nuevo. Pero, ¿qué pasará con nuestro viejo vehículo?

Obviamente, no se lo va a tragar la tierra. Los coches están compuestos de multitud de materiales diversos, muchos de los cuales tardan años y años en descomponerse. Tanto desde el sector de la automoción como desde las asociaciones concienciadas con el Medio Ambiente, se decidió darle otra oportunidad a esos coches que ya no ruedan. Comenzó la época del reciclado de los coches.

El reciclaje de los coches

España es un país que lleva un continuo proceso de retirado de vehículos siniestrado y que hayan superado los años de vida útil que les correspondía. Un ejemplo fue la puesta en marcha del Plan 2000E, retirándose hasta 300.000 coches de más de 10 años de antigüedad. Además, cerca de 900.000 vehículos fueron dados de baja en nuestro país en 2014, siendo 631.000 turismos, 120.000 camiones y el resto compuesto por motocicletas, autobuses, tractores, etc. Los modelos más vendidos se correspondían, obviamente, a los más dados de baja siendo los más comunes el Seat Ibiza, el Renault Mégane y el Ford Fiesta. Cuando el vehículo en cuestión es trasladado a un CAT (Comisaría General de Abastecimientos y Transportes), mejor conocido como desguace, es posible recuperar hasta el 87% de los componentes del automóvil.

El proceso de reciclaje

El proceso de reciclaje no es ni sencillo ni directo. Se trata de una serie de actividades que, con sumo cuidado, se hacen en cadena. Primero, el propietario del vehículo debe llevarlo a una de las citadas plantas de reciclaje o desguaces. Se descontamina y se retiran todos los productos y materiales que puedan resultar tóxicos o dañinos. Después de esto, se comprimen los metales para su almacenado o reciclaje. Se separan el resto de componentes según la naturaleza de su material para llevarlos a reciclar donde corresponda. Pero veamos el proceso en detalle:

El reciclado de los residuos peligrosos

Baterías: Tras retirar el ácido con cuidado se separan y reciclan los metales de sus placas y el plástico. El plomo se puede usar en la industria metalúrgica; el plástico, para nuevas baterías.

Líquidos: Algunos tienen la posibilidad de ser reciclados y regenerados y pueden volver a usarse como lubricantes o como combustible. En caso de que sean muy contaminantes, van derechos a unos contenedores especiales para su destrucción dependiendo de su procedencia.

Filtro de aceite: Se separan los componentes para reciclarlos. Por un lado la parte metálica y, por otro, la parte del filtro para convertirla en papel.

Combustible: Es posible reutilizarlo, pero está prohibida su venta.

Gases: Suelen proceder del sistema del aire acondicionado. Si es peligroso para la capa de ozono, se destruye. Si no, se extrae, se purifica y se reutiliza.

El reciclado de los residuos no peligrosos

Neumáticos:Se pueden recauchutar; también se pueden utilizar para cubrir suelos de instalaciones deportivas o de parques infantiles; se puede producir energía. Algunas veces se utilizan como aislantes en los tejados.

Cristales, parabrisas, faros: se utilizan para fabricar botellas y fibras. También pueden terminar siendo parte de los componentes de los coches nuevos y hasta convertirse en la ventana de un edificio.

Cinturones de seguridad: Pasan a ser fibras en materiales de aislamiento e, incluso,  bases de alfombras.

Piezas mecánicas: Suelen ir a parar en manos de particulares que quieran un recambio usado.

Airbags: Se reutiliza el neopreno.

Aluminio: Es fácilmente reciclable y se puede reconvertir en el mismo componente, teniendo una segunda vida como pieza de un coche nuevo.

Como vemos, la importancia del reciclado no sólo se limita a la separación en 3 colores de la basura de nuestros hogares. Los coches son también un buen ejemplo de cómo un elemento tan imprescindible en nuestro día a día puede tener varias vidas.

Imagen cortesía de Shutterestock.

 
21 Octubre 2015 | Autor: cmsseguros | Categorías: Automoción | Etiquetas: , , , , ,