twitter linkedin slideshare
Acceso Clientes
902 308 308 (Técnico)
918 092 031 / Horario: 9:00 h. a 18:00 h.
 
Nuestro blog
 
 

1La Unión Europea se ha marcado como objetivo que, en 2020, el 10 por ciento de las necesidades de energía, en el sector del transporte, sean cubiertas empleando gas. El GLP (gas licuado derivado del petróleo, también denominado Autogás) es el más utilizado en nuestro país y ya se ha convertido en una auténtica alternativa a la gasolina. Además, su implantación es más barata que el GNC (gas natural comprimido). 

El Parlamento Europeo ha aprobado una directiva con la medida antes citada y da un plazo de dos años a los estados miembros, para que desarrollen la tecnología e infraestructura precisas e implanten, de esta manera, combustibles alternativos como el GLP.El Autogás es una mezcla de butano y propano, que se obtiene en las extracciones de petróleo o en el proceso de refinado de éste. Por su parte, el GNC y el GNL (versión licuada del GNC) son gases metano. La ventaja del GLP es su precio y ambos (GLP y GNC ó GNL) son mucho más ecológicos que los combustibles convencionales.

Como decíamos al principio del post, otra baza del Autogás o GLP es que resulta más sencillo y barato montarsus puntos de suministro. Al parecer, el proceso es más complejo en el caso del GNC, que está orientado más bien a los vehículos de gran tamaño y de transporte.

El gas GLP es muy competitivo, porque son las mismas petroleras las que lo fabrican.

En España, acaba de aprobarse el nuevo Plan Pima Aire 4, que incentiva la compra de vehículos que funcionan a gas, ya sea GLP, GNC o GNL. A finales de 2013, eran casi 30.000 los vehículos que podían emplear GLP en nuestro país. Turquía, Polonia e Italia son los estados europeos con mayor número de coches preparados para admitir este tipo de combustible.

El GLP es muy recomendable para aquellos que realizan más de 30.000 kilómetros al año. A comienzos de diciembre de 2014, el litro costaba 0,67 euros, casi un 40 por ciento menos que el combustible tradicional. Adaptar un vehículo a esta tecnología supone un desembolso deentre 1.000 y 2.000 euros.

Turquía es el país a imitar en el desarrollo y comercialización del Autogás. En la actualidad, cuenta con un parque de 3.935.000 vehículos preparados para funcionar con gas y más de 10.000 estaciones de repostaje. En España, a comienzos de 2014, apenas existían 580 puntos y poco más de 28.000 coches adaptados.

Está por ver cómo influirá el Pima Aire 4 en la expansión e impulso del GLP en nuestro país, un combustible más barato y ecológico que despunta en otros rincones de Europa.

 
22 Enero 2015 | Autor: cmsseguros | Categorías: Novedades | Etiquetas: , , , , , ,