twitter linkedin slideshare
Acceso Clientes
902 308 308 (Técnico)
918 092 031 / Horario: 9:00 h. a 18:00 h.
 
Nuestro blog
 
 

Los coches diesel ganaron popularidad en el pasado frente a los de gasolina, debido a su bajo consumo de combustible. Pero ahora la realidad es otra y la tendencia a comprar coches de este tipo se reduce.

De acuerdo con la Dirección General de Tráfico (DGT), las ventas de los coches diesel han caído un 5% durante el último año, lo cual ha producido que los coches de gasolina aumentaran en un 10%.

La razón es que han quedado al descubierto muchas de las desventajas del uso de este tipo de combustible, que al parecer pesan más que el ahorro en su consumo. Además, parece haber empezado a afectar al bolsillo el aumento de impuestos por su grado de contaminación.

Precisamente, la contaminación y los problemas de salud son algunos de las desventajas del diesel. Aunque emite menos dióxido de carbono (CO2), razón por la cual se promocionó en un principio su uso, al aumentar el número de vehículos diésel, también lo ha hecho la contaminación atmosférica, debido a que estos motores emiten más micro partículas de humo y NO2 que los de gasolina.

Esas mismas partículas son las que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha señalado como causantes de diversos problemas respiratorios y cardio cerebro vasculares, por colarse en los alveolos pulmonares y en la corriente sanguínea al ser inhalados.

Además, en un informe de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer, indicaron que esas mismas partículas podrían ocasionar cáncer de pulmón.CMS5

Además, empeorando aún más el panorama, el supuesto ahorro de combustible parece no ser tan significante a menos que sean personas que recorren un elevado número de kilómetros al año.

Lo cierto es que las acciones preventivas de estos factores se han puesto en marcha. En París, para 2020 se prohibirá por completo la circulación de coches diesel. Mientras, en Londres, debido a la alta contaminación, ofrecen ayudas económicas para que los propietarios de este tipo de vehículos reemplacen su coche.

En España, uno de los países con más coches diesel después de Bélgica y Francia, el Gobierno ha planteado en varias ocasiones nuevas tasas a las emisiones de partículas contaminantes y de dióxido de nitrógeno (NO2), que en el caso de los diésel son superiores a los de gasolina, sin embargo, aún no se ha establecido nada. Quedará por ver si apuestan por alguna medida tan radical como la de París.

 
20 Abril 2015 | Autor: cmsseguros | Categorías: Automoción | Etiquetas: , , , ,