twitter linkedin slideshare
Acceso Clientes
902 308 308 (Técnico)
902 903 868 (Comercial)
 
Nuestro blog
 
 

car_thief1Que los cacos roben nuestro coche puede ser una de las experiencias más desagradables que nos ocurran en la vida. Poca gente olvida un suceso de tales características, aunque el tiempo ayude a desdramatizar tal momento. Ahora, con la crisis parecen haber despuntado este tipo de acciones, que quedaron aletargadas en los momentos de bonanza económica. Por ello, nunca está de más recordar algunos útiles consejos básicos, en forma de decálogo, para evitar que nos “birlen” el coche o que lo “revienten” en busca de algún objeto.

• Aparcar en zonas vigiladas, siempre que sea posible.

Es puro sentido común. Hemos de desconfiar si los vehículos próximos presentan signos de haber sido violentados o si, por ejemplo, encontramos cristales en el suelo de la zona donde pretendemos estacionar el coche.

• Cerrar el coche y guardar las llaves en lugar seguro.

A veces, las prisas juegan malas pasadas y dejamos abiertas las puertas o ventanas del coche. No olvidemos que los ladrones están bien entrenados y, por breve que sea nuestra ausencia, siempre encuentran un pequeño hueco de tiempo para hacer sus fechorías. Guardar las llaves inmediatamente en un lugar seguro, tras cerrar bien el vehículo, es una de las mejores medidas de seguridad que podemos llevar a cabo.

• Puertas bloqueadas durante los trayectos.

Todos hemos visto la escena en alguna película, aunque desgraciadamente este tipo de sucesos son usuales en la vida real. Una parada en un semáforo es un momento propicio para que los ladrones abran las puertas de nuestro coche y nos roben algún objeto, sin que tengamos margen para reaccionar. Si bloqueamos las puertas se lo pondremos mucho más complicado.

• ¡Ojo con la documentación!

Dejar los papeles del coche dentro del vehículo es ponérselo en bandeja a los amantes de lo ajeno. No está de más llevárnoslos con nosotros o utilizar fotocopias de la documentación. Esto último es legal, siempre que las copias estén cotejadas por Tráfico o algún organismo oficial.

• Cargar y descargar.

Los cacos hilan muy fino y suelen esperar a que abramos nuestro coche para cargar la compra en el híper o descargarla en la puerta de casa. Si algún sujeto nos llama la atención en ese momento, por amable que parezca, lo más aconsejable es cerrar el coche hasta que el hipotético peligro se desvanezca.

• Cuidado si algún desconocido nos llama la atención

Dejar una hoja de papel en la luneta para que salgamos a recogerla o llamarnos la atención en torno a un posible pinchazo son acciones que emplean los ladrones para, ayudados por nuestro despiste, desvalijarnos el coche.

• Guardar todos los objetos en el maletero cuando aparquemos.

Dejar una cartera, una caja o una simple ropa de abrigo en los asientos puede ser motivo suficiente para que los amigos de lo ajeno rompan las ventanillas en busca de su botín.

• Tornillos antirrobo

Los tornillos antirrobo en las ruedas evitarán que una mala mañana nuestro vehículo aparezca subido sobre cuatro ladrillos.

• Lunas grabadas

Grabar la matrícula en las lunas fue una técnica muy empleada en los años 90. Ahora está menos de moda, pero puede resultar una medida eficaz en determinado momento.

• GPS

Instalar un GPS en un lugar discreto y tenerlo conectado permanentemente no evitará el robo del vehículo, pero ayudará a recuperarlo después.

En nuestro país se roban alrededor de 150 vehículos al día. España es la tercera nación europea en número de sustracciones, tras Reino Unido e Italia. La crisis ha provocado que cada vez se hurten menos vehículos de alta gama y más utilitarios. Si no quieres formar parte de estas cifras, toma buena nota del decálogo que acabamos de desarrollarte.

 
12 Enero 2015 | Autor: cmsseguros | Categorías: Consejos | Etiquetas: , , , , ,