twitter linkedin slideshare
Acceso Clientes
902 308 308 (Técnico)
918 092 031 / Horario: 9:00 h. a 18:00 h.
 
Nuestro blog
 
 

Consejos para conducir con lluvia

¿Las lluvias otoñales están afectando a tu forma de conducir? Atento a estos prácticos consejos que te ayudaran a controlar tu automóvil.

En estas épocas del año hay veces que vamos conduciendo y, como vemos en nuestra foto de portada, se pone a chispear. Lo primero y más importante, tranquilo. Las ciudades ya se vuelven lo suficientemente caóticas en estos casos, como para que tú y tu vehículo os unáis al nerviosismo generalizado. Debes recordar que sólo es agua . Ahora agarra bien el volante, sigue estos consejos que te damos y verás como conduces “la mar” de bien.

  1. Disminuye la velocidad: aparte de a Gene Kelly en Cantando bajo la lluvia y otros pocos más, en general a nadie nos gusta estar en el exterior cuando está diluviando. Todos tendemos a acelerarnos y empezar a cometer imprudencias. Los peatones corren en busca de un sitio donde refugiarse, y los conductores tratan de salir de la carretera lo antes posible. Esto combinado sólo puede dar lugar a grandes desastres. Cálmate y controla tu velocidad. Puede que tengas prisa por llegar, pero más importante es, simplemente, llegar.
  1. Toma distancia con el resto de conductores: las carreteras son muchas veces una selva, pero si encima está lloviendo todo se complica aún más. Mucha gente no quiere esperar el transporte público y arriesgarse a mojarse. Por eso se decantan por la comodidad del coche ocasionando que las carreteras se colapsen. Para evitar que un mayor número de conductores afecte a nuestro conducir, tenemos que aprender a mantener la distancia de seguridad. Además, si la carretera está mojada nunca viene mal que se trate de aumentar un poco más esa distancia. ¿La razón? El arcén mojado puede ser muy resbaloso y afectar a nuestro frenado. Por no olvidar que nuestra visión se reduce y puede que no veamos al otro coche de forma inmediata.
  1. No realices violentos movimientos con el volante: las carreteras están mojadas y, por tanto, son resbaladizas. Si a esto le añades que tú esperas a última hora para realizar un giro o para frenar, sólo conseguirás terminar derrapando y tener un accidente. Con la carretera mojada debes mantener una conducción sosegada, y tus gestos deben ser tranquilos y anticipados. Si mantienes una velocidad adecuada y vas anticipando los movimientos que vas a tener que realizar, tu conducción se volverá mucho más fluida y correcta.
  1. Sigue el rastro: lo normal es que antes que el tuyo haya otro coche que esté haciendo la misma ruta que tú. En caso de que consideres que este va muy lento, puedes intentar adelantarle sin aumentar mucho la velocidad y eligiendo un lugar muy tranquilo para hacerlo. Si por el contrario no tienes ningún tipo de problema, puedes incluso beneficiarte de él. Las ruedas de este utilitario que va delante del tuyo van secando las zonas de la carretera por la que circulan. Por ello, te recomendamos que te pongas detrás de él y sigas estas huellas que va creando, pues estará mucho menos mojado y será más seguro.
  1. Utiliza los faros: la visibilidad del parabrisas va a disminuir debido a la lluvia y a la diferencia de temperatura que existe entre el exterior y el interior del coche. Por eso, es recomendable encender los faros del coche y que estos nos ayuden a ver claramente la carretera. Asimismo, tenemos que tratar de que el limpia parabrisas esté en perfectas condiciones, pues en caso contrario podemos terminar por ensuciar el cristal más que limpiarlo.

Estos prácticos consejos te ayudarán a conducir bajo la lluvia, pues mejorarás tu condición y así aumentará tu seguridad. Sólo nos queda por darte un último, pero muy importante, consejo: si tienes un descapotable, recuerda cerrar el capot o el coche se te mojará.

 

 
9 Noviembre 2015 | Autor: cmsseguros | Categorías: Consejos | Etiquetas: , , , , ,