twitter linkedin slideshare
Acceso Clientes
902 308 308 (Técnico)
902 903 868 (Comercial)
 
Nuestro blog
 
 

CONCESIONARIOLos concesionarios de vehículos son centros de trabajo con mucho movimiento y actividad. Los peligros potenciales de seguridad en los mismos son de varios tipos y algunos resultan más evidentes que otros. Veamos las causas más comunes de accidentes en estos lugares y algunos consejos para evitarlos.

Caídas, dolores de espalda por cargar componentes pesados, laceraciones, lesiones en los ojos o accidentes de vehículos, sufridos por agentes o conductores, son algunos de los incidentes más usuales en concesionarios de automóviles. Como siempre, la prevención juega un papel decisivo a la hora de evitar este tipo de sucesos. Los planes de prevención de riesgos laborales de cada centro son fundamentales en este sentido.

Cómo evitar lesiones de espalda

  • No cargar objetos pesados, si la tarea puede hacerse con grúa o montacargas.
  • Si no existe otra alternativa y hemos de cargar manualmente componentes con muchos kilos:
  • Verificar previamente la ruta que vamos a realizar, para evitar obstrucciones o elementos que nos hagan resbalar.
  • Colocar los pies cerca del componente, doblar las rodillas y sostenerlo con firmeza. Después, levantar con suavidad, valiéndose de los músculos de las piernas.
  • Elevar el objeto en posición recta.
  • Para girar el cuerpo, debe cambiarse de posición con los pies, en lugar de torcer el tronco.
  • Bajar la carga suavemente, doblando las rodillas.

Consejos para proteger los ojos

  • Usar protección adecuada en ambos ojos. Algunas labores, como el empleo de sustancias con ácidos o cáusticas podrían ocasionar daños importantes en la vista.

Para evitar accidentes con los vehículos

  • Respetar el código de la circulación.
  • Adaptarse a la velocidad del tráfico y extremar la precaución en condiciones meteorológicas adversas.
  • Mantener la distancia de seguridad.
  • No utilizar el teléfono móvil u otros elementos que distraigan durante la conducción.

En caso de accidente

  • Proteger, avisar y socorrer (reconocimiento de signos vitales).
  • No manipular ni usar pomadas en heridas o quemaduras, limitarse a lavar con agua abundante y tapar con gasa estéril.
  • En caso de mareo, colocar al afectado con la cabeza más baja que el resto del cuerpo.

En nuestro país, la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales, establece en su artículo 14.1 que “los trabajadores tienen derecho a una protección eficaz en materia de seguridad y salud en el trabajo”. Además, “el citado derecho supone la existencia de un correlativo deber del empresario de protección de los trabajadores frente a los riesgos laborales”. CMS Seguros dispone de productos dedicados a los distribuidores y empresarios de la automoción, que permiten a éstos cumplir con lo establecido en la ley.