twitter linkedin slideshare
Acceso Clientes
902 308 308 (Técnico)
902 903 868 (Comercial)
 
Nuestro blog
 
 

cómo mejorar el rendimiento de los coches usados

Los coches usados pueden ser tan buenos como los vehículos a estrenar si sabes sacarles el máximo partido. Aprende cómo hacerlo.

Pese a que todos los años las marcas de automóviles crean una diversidad de anuncios que promocionan el lanzamiento de sus últimos productos y nos ponen los dientes largos, lo cierto es que no todos tenemos el presupuesto necesario como para cambiar de coche anualmente. Por ello, tenemos que aprender cómo debemos tratar nuestro viejo coche, que una vez también fue anunciado y también nos enamoró. Para ayudarte lo máximo posible con tu vehículo hemos creado una serie de consejos que te ayudarán a sacar el 100% de su rendimiento.

  1. ¡Cuida el motor!: el motor es el alma de los vehículos. Si este funciona bien, tu coche tendrá más años de vida, por ello debemos cuidarlo lo máximo posible. Aparte de llevarle a hacer todas las revisiones periódicas hay una serie de sencillas acciones que puedes realizar y que ayudan a proteger tu motor. Por ejemplo, cuando la temperatura atmosférica sea baja, trata de esperar un minuto desde que pones en marcha tu vehículo y lo arrancas. De este modo los líquidos de conducción habrán recorrido ya todos los puntos del utilitario y el motor se habrá calentado. Además trata de evitar los cambios bruscos de velocidad o los frenazos, pues estos pueden provocar daños en el motor.
  1. La limpieza es imprescindible: no es cuestión de que el automóvil luzca más o menos bonito ni de que evitemos los mensajes de “limpia tu coche” de los graciosillos de turno. Limpiar el coche ayudará a su conservación. Por ejemplo, La tapicería necesitará menos visitas al taller si nosotros mismos ayudamos a su cuidado limpiándola de forma periódica. Puedes hacer limpiezas más superficiales y dedicar un día al mes a una revisión más a fondo, pero que nunca se te olvide que en esta tienes que introducir también la higienización del motor.
  1. Vigila el estado de tus ruedas: con el uso, las gomas de los neumáticos se van desgastando poco a poco, lo que aumenta la probabilidad de pinchazos y accidentes por deslizamiento. Además, que las ruedas vayan perdiendo presión aumenta el riesgo de accidentes, por lo que siempre que notes una de las cuatro más floja que el resto ponle solución de forma inmediata. En caso contrario, cada una de las ruedas tendrá un nivel de presión diferente y tu conducción se verá afectada.
  1. Renueva el aceite de tu coche: tan importante como el cuidado del motor es la conservación de los líquidos que le hacen funcionar. El aceite es el lubricante de nuestro motor, por lo que tenemos que ir renovándolo de forma regular si no queremos que nuestro motor se queme. Por ello, aplazar el cambio de aceite más de 7.000 km tendrá consecuencias tanto para tu vehículo como para tu bolsillo, puesto que la fricción aumentará y el resultado será un mayor consumo de combustible.
  1. El mobiliario existe: otra de las cuestiones que cuidar es el tipo de conducción que realizas. Si empiezas a circular u aparcar de forma descuidada es más que probable que tengas pequeños accidentes que terminen provocándote problemas como abolladuras o “rayazos” en la pintura. Estas pequeñas nimiedades pueden volverse más graves si se van acumulando o si afectan a alguna pieza importante. No sólo esto afectará a tu bolsillo, sino que al ser un coche antiguo es posible que la pieza dañada no tenga repuesto o sea demasiado cara. ¡Cuidado!

Estos son algunos consejos que harán que tu vehículo tenga una mayor vida útil. Sin embargo, es muy importante que realices visitas de forma periódica a tu taller, pues ellos te ayudarán más que nadie a saber qué necesita exactamente tu coche. Porque recuerda: la conservación de tu automóvil es tu responsabilidad.

 
2 Noviembre 2015 | Autor: cmsseguros | Categorías: Consejos | Etiquetas: , , , ,