twitter linkedin slideshare
Acceso Clientes
902 308 308 (Técnico)
918 092 031 / Horario: 9:00 h. a 18:00 h.
 
Nuestro blog
 
 

aceite de cocheAntes de centrarnos en averiguar cuál es el mejor aceite para nuestro coche, debemos entender un poco mejor cuáles son sus funciones, tipos y propiedades.

Función

La función principal del aceite es reducir el rozamiento entre los componentes móviles del motor, el líquido evita que el rozamiento producido por el uso produzca un desgaste anticipado de las piezas. Igualmente, el aceite también hace de refrigerante ya que impide que se eleve la temperatura debido a la fricción. Por último, previene la corrosión y ayuda a conservar el coche limpio, al mantener en suspensión todos los residuos, que quedan atrapados en el filtro.

Tipos

Básicamente hay dos grandes grupos. Los aceites minerales utilizan una base refinada del petróleo, mientras que en los aceites sintéticos, esa base destilada y refinada se somete a un proceso de transformación en laboratorio para cumplir unas características determinadas. La ventaja de los aceites sintéticos es que mejoran la protección del motor, y mantienen sus propiedades más estables durante más tiempo.

¿Cuándo cambiar el aceite?

Lo adecuado es ajustarse a los intervalos de cambio de aceite que marca el fabricante para cada coche, y utilizarlos de referencia de partida. Si utilizas un aceite mineral, cámbialo al menos una vez al año aunque no llegues a los kilómetros estipulados. Respecto al sintético, no se deben superar de dos años de uso.

Propiedades

Entre las propiedades del aceite, la más importante es la viscosidad, mide la resistencia que ofrecen las moléculas del aceite a la hora de fluir. Esta propiedad se suele confundir con el índice de viscosidad, que lo que indica es la variación de la viscosidad en función de la temperatura.

¿Cuál es el mejor?

Refiriéndonos al tipo, el sintético siempre es la mejor opción. El uso de un aceite mineral obliga a cambiar con mucha frecuencia el fluido, por esta razón se elimina la ventaja del precio, que puede ser de unos 25 euros en cada cambio. Con un aceite sintético, el motor va siempre mejor protegido.

A la hora de elegir la viscosidad del aceite hay que tener en cuenta que interesa que sea fluido en frío, pero que no se haga demasiado líquido en caliente. En las latas siempre hay dos cifras que indican la viscosidad. La primera hace referencia a una medición en frío (cifra en negativo), y la segunda en caliente (cifra en positivo).  Para elegir las correctas, deberás saber qué tipo de aceite utiliza nuestro coche según las recomendaciones del fabricante. Se puede rebajar la primera cifra (negativa), ya que en ocasiones esta reducción mejora el arranque en frio y el consumo, pero nunca aumentarla. Respecto a la segunda cifra (positiva), no conviene ni que suba ni que baje de aquella cantidad que marca el fabricante.

Teniendo en cuenta estas recomendaciones siempre es aconsejable, si no somos expertos, llevar el coche a un taller profesional, donde realicen el cambio adecuadamente, nos hagan un chequeo del coche y reciclen el lubricante usado. Igualmente es conveniente la sustitución de los filtros en cada cambio. No hacerlo hace que el fluido  pierda  sus propiedades más rápidamente y deje de funcionar eficientemente.

 
5 Noviembre 2013 | Autor: cmsseguros | Categorías: Consejos | Etiquetas: , , , , , ,