twitter linkedin slideshare
Acceso Clientes
902 308 308 (Técnico)
918 092 031 / Horario: 9:00 h. a 18:00 h.
 
Nuestro blog
 
 

coches hibridosActualmente un coche híbrido es la mejor alternativa para tener un vehículo ecológico con las prestaciones que los coches eléctricos todavía no nos pueden ofrecer.

¿Qué son los coches híbridos?

Un “híbrido” es un automóvil que combina un motor eléctrico y un motor de combustión. Uno de los dos se utiliza como fuente principal y el otro se utiliza de apoyo; también puede ser que se utilice cada una de las fuentes energéticas de forma independiente según la situación. De esta manera se disminuye las emisiones de CO2  a la atmósfera y permite mantener un buen rendimiento del vehículo.

¿Por qué comprar uno?

No debemos olvidarnos que los coches híbridos permiten un nivel de prestaciones similar al de un vehículo convencional pero con un menor gasto de combustible y menos emisiones a la atmósfera por lo que ahorraremos dinero en gasolina. Las prestaciones también serán mayores o menores en función de si es un coche híbrido de gama alta, media o baja.

Es interesante la posibilidad de usarlos en modo solo eléctrico, con lo que en recorridos cortos ahorraremos y a la vez evitaremos el desgaste del motor normal que se produce cuando está frío.  Además, el motor del coche híbrido es mucho más silencioso que el convencional.

Disponer de una instalación eléctrica más potente que la de un coche normal tiene muchos beneficios, como evitar que el vehículo se quede sin batería si nos dejamos algo encendido, o poder usar el aire acondicionado sin tener que arrancar el motor de gasolina.

¿Por qué no comprarlo?

Tradicionalmente, los vehículos híbridos tienen un precio más elevado. Esto se debe a que el proceso de producción y la utilización de piezas y tecnología para equipar un vehículo híbrido son muy caros. Si esta diferencia es muy elevada, en algunos casos, jamás compensaría el ahorro en gasolina que tendríamos a largo plazo. Además, al utilizar piezas y tecnología más avanzada las reparaciones y revisiones serán más cara que las de un coche tradicional.

Las baterías, a pesar de que pruebas sobre la durabilidad en la mayoría de los coches híbridos han superado la década, todavía son una tecnología que está en pleno proceso de evolución, mejora y desarrollo. Igualmente, el coche híbrido pesa más que uno convencional debido al motor eléctrico y las baterías, por lo que pese a ser más eficiente en el uso de la energía también gasta más por el peso extra.

Por último y teniendo en cuenta que una de la principales razones a la hora de comprar este tipo de coches es el beneficio al medio ambiente es importante decir que las baterías que usan son tóxicas.

¿Son rentables?

Un estudio de Consumer Report, la famosa revista americana sobre hábitos de consumo,  nos dice que dos de cada tres americanos que compraron un híbrido no repiten en su elección al adquirir un nuevo vehículo. Sólo el 35 %  de los conductores de un híbrido durante 2011 repitieron en la compra.

Una de las claves para determinar la rentabilidad radica en el uso que le demos. Se considera que los híbridos comienzan a ser rentables cuando se realizan 7.500 kilómetros al año en ciudad.  En carretera, autopista o autovía la cifra se eleva a 20.000 kilómetros anuales.

En conclusión, la decisión de comprar un modelo híbrido es algo muy personal aunque observado los datos quien haga muchos kilómetros al año ahorrará dinero, y el ahorro será progresivo cuantos más kilómetros haga.