twitter linkedin slideshare
Acceso Clientes
902 308 308 (Técnico)
918 092 031 / Horario: 9:00 h. a 18:00 h.
 
Nuestro blog
 
 

_MG_2872Algunas comunidades autónomas se han propuesto eliminar la picaresca en las estaciones de las ITV. Sin ir más lejos, la Comunidad de Madrid tiene previsto implantar una intensa campaña de controles a partir de 2015, valiéndose de “coches espías” compinchados con la administración.

La Comunidad de Madrid liberalizó, en 2009, el régimen jurídico de la actividad de inspección técnica de vehículos (BOCAM, 29 de diciembre). La norma ha supuesto la proliferación de un gran número de estaciones (se ha pasado de 18 a 58). La reducción del flujo en cada una de ellas ha provocado que algunas “levanten la mano” para crear un efecto llamada. Todo el mundo tiende a ir a aquella ITV en la que el examen es menos “exigente”, con los consecuentes riesgos para la seguridad de todos.

La campaña madrileña se denomina inspeccionar las inspecciones. “Coches espías” elegidos porla Dirección General de Industria, Energía y Minas se dirigirán a las distintas ITV. A los propietarios de estos vehículos les acompañará un inspector, con el objetivo de realizar las oportunas comprobaciones. Se seleccionarán automóviles que hayan superado ya la revisión. En este segundo examen se comprobará el rigor y la profesionalidad del personal de cada estación.

Si se identifican irregularidades en las revisiones, los inspectores podrán incoar los oportunos expedientes sancionadores. En la campaña de 2013 se abrieron 11 procedimientos en total, con multas de hasta 78.000 euros.

Actualmente, el Ministerio de Industria está diseñando una reforma legal, que permitirá a concesionarios y otras empresas del sector convertirse en estaciones de ITV. La organización FACUA-Consumidores en Acción ha alertado sobre esta posibilidad y se muestra contraria a la privatización de un servicio público, según sus responsables. Es otro capítulo más de la liberalización de las ITV, que podría acentuar el problema de la picaresca antes citado.

Más de un millón y medio de vehículos pasaron la revisión de la ITV en la Comunidad de Madrid durante 2013. Los fallos más usuales fueron las averías de iluminación y señalización (35 por ciento del total), desperfectos de carrocería (18 por ciento), problemas en motor y transmisión (17 por ciento) y errores de frenos, ruedas, suspensión, identificación o ejes (30 por ciento).

La guerra contra el fraude y los chanchullos siempre es bienvenida. En este caso más si cabe, porque está en juego la vida de todos. Ojalá que la medida haga reflexionar y dejen de priorizarse los intereses económicos sobre los más importantes: la seguridad vial, la de los conductores y la de terceros.

 
17 Noviembre 2014 | Autor: cmsseguros | Categorías: Novedades | Etiquetas: , , , , , , , ,