twitter linkedin slideshare
Acceso Clientes
902 308 308 (Técnico)
918 092 031 / Horario: 9:00 h. a 18:00 h.
 
Nuestro blog
 
 

seguro de vehículosConocer los antecedentes y la historia del seguro de automóviles significa hacer un recorrido por el tiempo, que se inicia en la Europa del siglo XIX y concluye en nuestros días. En 1821, al Prefecto de París se le ocurrió crear un fondo común con aportaciones de los cocheros, para hacer frente a hipotéticos daños a terceros y a las multas que se imponían a estos conductores de coches de caballos. El Prefecto ignoraba que estaba poniendo la primera piedra del actual seguro de vehículos.

Unos años más tarde y también en Francia, se creó La Automedon. Se trataba de una sociedad nacida para cubrir la responsabilidad civil de los cocheros. Se fundó en 1825 y su nombre provenía de Automedonte, auriga de Aquiles e hijo de Dioreo en la mitología griega. La institución gozó de gran prestigio en sus inicios. Sin embargo y en 1844, el Tribunal de Comercio del Sena dictó una sentencia, que declaró nulos todos los seguros sobre el uso de los coches de caballos. El argumento del tribunal, que hoy puede parecernos peregrino, entendía que el hecho de estar asegurados provocaría en los conductores falta de atención en su trabajo.

La resolución del Tribunal de Comercio del Sena hizo desaparecer La Automedon y el resto de aseguradoras. No obstante, la sentencia se recurrió y el Tribunal de Casación la revocó años más tarde.

Los seguros reaparecieron y se expandieron con fuerza hasta finales del siglo XIX, momento en el que otro descubrimiento revolucionó el mundo. En 1886, Karl Benz registró, en la Oficina de Patentes de Berlín, el automóvil. El alemán no sabía que había inventado el medio que mayor volumen de seguros generaría en el futuro. Poco a poco, las pólizas se fueron adaptando al nuevo sistema de transporte.

Con el tiempo, surgieron las legislaciones sobre seguros de coches. Se fue configurando la responsabilidad civil objetiva, tal y como hoy la conocemos. En España, la regulación se hizo esperar. En 1908 se redactó la primera normativa de seguros privados, aunque no entró en vigor hasta 1912.

Ya en la década de los cincuenta del siglo XX, se crea en nuestro país Ofesauto (Oficina de Aseguradores de Automóviles). Estaba conformada por más de ochenta compañías y sus funciones consistían en tramitar los siniestros de españoles en el extranjero, así como asistir a extranjeros, con carta verde, que sufrían accidentes en nuestro país.

La Ley de Uso y Circulación de Vehículos a Motor fue aprobada en los años sesenta del siglo pasado y es la base de toda la legislación española sobre la materia vigente en la actualidad. Esta norma fue la primera en diferenciar el seguro obligatorio del voluntario.

En 2011 y sólo en España, el seguro de automóviles logró un volumen de primas emitidas de 11.270 millones de euros, a pesar de la grave crisis económica. Ese año estaban asegurados casi 29 millones de vehículos en nuestro país. Son cifras que jamás podrían haber imaginado Karl Benz o el Prefecto de París, dos de los nombres con mayúsculas en la historia del seguro y los automóviles.

 
8 Noviembre 2013 | Autor: cmsseguros | Categorías: Seguros | Etiquetas: , , , , , , ,