twitter linkedin slideshare
Acceso Clientes
902 308 308 (Técnico)
918 092 031 / Horario: 9:00 h. a 18:00 h.
 
Nuestro blog
 
 

A medida que los años pasan, nuestro vehículo tiene más antigüedad y está expuesto a mayor deterioro y a averías por el desgaste de las piezas. Cada vez las averías son más costosas y la coyuntura económica actual no está para hacer muchos dispendios.

En algunos casos el coste de la reparación es tan elevado que no podemos hacerle frente o sencillamente la reparación cuesta más que el vehículo propio en sí. Por es2te último motivo casi siempre se toma la decisión de “jubilar” el coche.

En este post queremos enseñarte las averías más frecuentes que pueden producirse y que pueden acabar con la vida de nuestro vehículo. También te enseñaremos algunos consejos para evitar que estas averías se produzcan.

 

  1. Rotura de la correa de distribución: conviene cambiar la correa antes de llegar a los 150 mil kilómetros. Si esta se rompe puede llegar a descompasar los elementos del motor llegado a dañar válvulas, pistones, cigüeñal y árbol de levas. Esta avería puede llegar a suponer un coste para el propietario de unos 3.000 € dependiendo de las partes dañadas.
  2. Fallos en la centralita: la centralita es el cerebro del coche, si esta falla el automóvil está expuesto a sobrecalentarse y comenzar a fallar. Nos puede dejar de dar información y puede mermarse el consumo, rendimiento y el sistema de arranque. La sustitución de esta pieza tienen un coste de unos 2000€, aunque sí solo es reprogramarla nos costará unos 150€.
  3. Daños en el sistema electrónico: la función de este sistema es gestionar las funciones eléctricas del automóvil. las revisiones periódicas es la única manera de detectar posibles fallos y las averías de esta centralita inhabilitan el vehículo. El coste mínimo de reprogramación o de subsanación del problema es de 600€.
  4. Avería de los inyectores: este sistema se encarga de proporcionar al motor el combustible que demanda este en cada momento. Lo malo de esta avería es que cuando se estropea un inyector, lo más probable es que empiece a fallar el resto. Dependiendo del tipo de combustible del coche pero la sustitución puede llegar a costar 500 por pieza. Podemos evitar esta avería si no apuramos demasiado los depósitos y si cambiamos con la frecuencia adecuada el filtro de la gasolina.
  5.  Deterioro de la junta culata: para que el motor funcione a la perfección esta pieza debe estar en buenas condiciones. Para alargar la vida de esta pieza debemos asegurarnos de que no falte refrigerante, procurar no sobrecalentar el motor y que el termostato y el radiador funcionen de forma correcta. La sustitución de esta pieza puede alcanzar los 1.200 euros.
 
6 Julio 2015 | Autor: cmsseguros | Categorías: Automoción | Etiquetas: , ,